Cómo almacenar energía eólica y solar sin baterías

611

Fuente: https://www.energias-renovables.com

Las baterías de iones de litio se han convertido en la tecnología preferida para las nuevas instalaciones de almacenamiento, gracias a la caída de los precios y al hecho de que pueden instalarse prácticamente en cualquier lugar. Pero no son en absoluto la única opción. La industria energética está recurriendo también al agua y a la tierra para ayudar al viento y al sol a alimentar una red limpia.

Cómo almacenar energía eólica y solar sin baterías

Se prevé que el almacenamiento de energía relacionado con la red se multiplique por 15 entre 2019 y 2030, hasta alcanzar unos 160 gigavatios hora en todo el mundo, según un reciente informe del Departamento de Energía de Estados Unidos. Estas son otras alternativas al almacenamiento que pueden tener un gran futuro, según información recogida por la CBC.

Almacenamiento hidroeléctrico por bombeo subterráneo
A día de hoy, la mayor parte de la capacidad de almacenamiento existente es hidroeléctrica de bombeo, una tecnología desarrollada en la década de 1920. Utiliza el excedente de energía para bombear el agua a un embalse. Cuando se necesita la energía, se deja correr el agua hacia abajo a través de unas turbinas que generan electricidad, igual que se hace con la energía hidroeléctrica convencional.

La hidroeléctrica de bombeo suele ser más barata y de mayor capacidad que otros tipos de almacenamiento. También es un 80% eficiente y puede aprovechar la infraestructura hidroeléctrica existente, lo que permite la expansión de la energía verde. Sin embargo, uno de los inconvenientes de la hidroeléctrica de bombeo es que puede ser difícil encontrar un lugar adecuado para ubicar la instalación. Por eso se están desarrollando algunos proyectos que almacenan el agua bajo tierra.

Una de las estrategias consiste en aprovechar las infraestructuras subterráneas existentes. Por ejemplo, el proyecto de almacenamiento por bombeo de Elmhurst Quarry, en Illinois (EEUU), prevé utilizar una mina abandonada cerca de Chicago. La compañía californiana Gravity Power está construyendo en Alemania otra planta de demostración, de 1 MW, en la que un pistón está suspendido en un pozo lleno de agua. El agua bombeada empuja el pistón hacia arriba para almacenarlo. Después, el pistón empuja el agua a través de una turbina para liberar la energía. De acuerdo con Gravity Power, este tipo de sistemas de almacenamiento ocupan tan poco espacio que podrían instalarse incluso en medio de las ciudades.

La empresa alemana New Energy Let’s Go está trabajando en una tecnología similar. La estadounidense Quidnet Energy ha desarrollado otra tecnología, denominada almacenamiento geomecánico por bombeo, que almacena el agua entre las capas de roca de esquisto y puede instalarse, por ejemplo, debajo de los campos de cultivo. Quidnete Energy va a construir una planta de demostración de esta tecnología, de 2 MW, en el estado de Nueva York.

Almacenamiento por gravedad sin agua
La energía hidroeléctrica de bombeo se basa en la gravedad para almacenar y liberar energía. El almacenamiento por gravedad es un concepto similar, pero sin el agua. En su lugar, utiliza  ladrillos gigantes o placas de roca, que sube y baja. Las empresas que desarrollan esta tecnología afirman que podría permitirse su construcción en casi cualquier lugar.

Se espera que dos proyectos entren en funcionamiento pronto. La firma suiza Energy Vault completó el año pasado una planta de demostración de 35 megavatios en ese país, que ahora está siendo sometida a pruebas finales. Por su parte, Gravitricity, con sede en Escocia, utiliza cables para suspender pesos de hasta 5.000 toneladas en un pozo profundo. Esta compañía está construyendo una planta de demostración, de 250 kilovatios en Edimburgo, cuya finalización está prevista para este año.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy