El bombeo le gana la mano a las baterías: crecerá más rápido durante los próximos cinco años

223

De 2018 a 2023, se espera que se instalen más centrales hidroeléctricas de bombeo (PSH) para el almacenamiento de electricidad que sistemas de las tecnologías de almacenamiento de baterías estacionarias. En concreto, se prevé que la capacidad de PSH aumente 26 GW, mientras que la capacidad de la batería estacionaria solo lo hará en 22 GW, según recoge un informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA). Aunque la capacidad de almacenamiento instalada acumulada en general sigue estando dominada por la PSH, se espera que las adiciones anuales de baterías estacionarias superen al PSH en torno a 2023 debido a las rápidas reducciones de costos y el progreso de la tecnología.

Sin embargo, si se comparan PSH y baterías según el volumen de almacenamiento, es decir, la cantidad de electricidad que pueden producir, la brecha es aún mayor. El volumen de almacenamiento actual de las plantas de PSH se estima en 1.500 GWh, mientras que las baterías suman solo 7 gigavatios hora (GWh).

¿Dónde crecerá la hidroeléctrica de bombeo?

Las adiciones mundiales de PSH disminuyeron a 2,7 GW en 2017, volviendo al promedio anual de los últimos 20 años después de un récord de 7,2 GW en 2016 como resultado de un desarrollo excepcionalmente alto en China y Europa. China continuó liderando el crecimiento global en 2017, representando más del 78% (2 GW) de las nuevas unidades comisionadas.

Como resultado, China alcanzó 29 GW de capacidad acumulada, superando a Japón para convertirse en el país con la mayor capacidad de PSH instalada. A finales de 2017, la capacidad instalada acumulada global había alcanzado los 153 GW ( ver gráfico), es decir, el 12% de la capacidad total de la energía hidroeléctrica, con más del 80% en Europa, China, Japón y Estados Unidos.

En los próximos cinco años, se pronostica que la capacidad de PSH aumentará casi una quinta parte (26 GW), principalmente en respuesta a las mayores necesidades de flexibilidad del sistema para integrar energías renovables variables en China, los países de Asia-Pacífico, Europa y la región MENA. El pronóstico se revisó desde Renewables 2017 debido a los desarrollos recientes del proyecto en China, Australia e India.

Sin embargo, la financiación rentable de nuevos proyectos de PSH y la operación de los existentes sigue siendo un desafío clave, especialmente en los mercados donde los ingresos derivados del arbitraje de energía son inciertos, existen tarifas de red y / o mecanismos de remuneración que valoran los servicios del sistema proporcionados por PSH.

El mayor crecimiento tendrá lugar en China, donde se espera que se instalen 18 GW en los próximos cinco años para cumplir con su meta del 13º Plan Quinquenal (FYP) de 20 GW para 2020. El principal impulsor del desarrollo de PSH en China es la necesidad cada vez mayor de China de dar flexibilidad al sistema, particularmente para disminuir la reducción de la electricidad eólica y optimizar las operaciones de carbón y centrales nucleares.

Debido a las regulaciones actuales que consideran que la PSH es parte del sistema de transmisión en lugar de un activo generador, se espera que la mayor parte del crecimiento de la capacidad de la PSH provenga de las empresas de redes estatales de China en sitios designados en los planes de expansión de la red. Como tal, el ritmo de expansión de la capacidad de PSH en los próximos cinco años dependerá del ritmo de la implementación del proyecto y las actualizaciones de la red por parte de las empresas de la red.

Nota: los rangos de factor de capacidad de Europa se basan en siete mercados seleccionados que representan más de tres cuartos de la capacidad de PSH instalada en Europa. Fuente: capacidad de PSH basada en una base de datos de capacidad de IEA a nivel de unidad.

Se espera que la capacidad de PSH de Europa aumente 2,8 GW para 2023 a partir de adiciones en Suiza, Portugal, Austria, Reino Unido y Alemania. La topografía adecuada y la necesidad de flexibilidad del sistema para equilibrar la generación eólica y fotovoltaica son los principales motores del crecimiento.

Sin embargo, el atractivo económico de PSH en el mercado europeo es un desafío clave para su desarrollo debido a la creciente incertidumbre sobre el caso comercial para el arbitraje de energía y flujos de ingresos alternativos insuficientes de otros mercados como servicios auxiliares y mercados de equilibrio o capacidad. Por lo tanto, se espera que la mayor parte del crecimiento provenga de compañías eléctricas con participación mayoritaria del estado.

Fuera de China y Europa, se espera que los países de Asia-Pacífico, India, Filipinas, Australia y Tailandia sean responsables del 13% del crecimiento mundial de PSH. Las necesidades de fiabilidad del sistema de energía, junto con los cierres de las plantas de carbón, el aumento de la generación basada en energías renovables, los altos precios de la electricidad y el apoyo gubernamental recientemente anunciado para más de 750 megavatios (MW) de PSH han creado un sólido proyecto en Australia. Las perspectivas para PSH también están mejorando en la región MENA: se espera que Marruecos e Israel sumen 650 MW de capacidad, mientras que los Emiratos Árabes Unidos y Egipto han anunciado recientemente planes para desarrollar PSH.

Para 2023, la generación de electricidad a partir de PSH aumenta en un cuarto hasta alcanzar los 146 TWh, aunque las horas de operación promedio de la flota de PSH son considerablemente inciertas y el rango de factores de capacidad es amplio debido a la variabilidad de las condiciones del mercado.

En mercados liberalizados o parcialmente liberalizados, como Europa y Estados Unidos, las decisiones generadoras serán dictadas por la rentabilidad de la planta. En Europa, estas perspectivas se basan principalmente en la diferencia entre precios máximos y mínimos, un diferencial cada vez más difícil de predecir. En consecuencia, la generación de algunas plantas de PSH puede disminuir en algunos mercados durante los próximos seis años: en Alemania, el propietario de una planta de PSH anunció recientemente que las horas de operación en ciertas plantas se reducirían para preservar la rentabilidad.

En China, las horas de operación de las plantas de PSH dependerán de cómo los operadores de la red decidan enviarlas de la manera más rentable para optimizar las operaciones del sistema. Históricamente, las plantas de PSH han sido subutilizadas debido a que los regímenes arancelarios anteriores no incentivaron la operación de las plantas. Como resultado, los factores de capacidad del parque fueron relativamente bajos (6-8%) entre 2010 y 2015. Sin embargo, en 2016, el promedio alcanzó el 14%, lo que sugiere el potencial de una mayor generación de PSH en los próximos cinco años, dependiendo de la demanda general de energía, el perfil del parque y la interconexión regional de la red.

Publicado por: https://elperiodicodelaenergia.com

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy