El potencial de la nuclear en la transición energética, según la Agencia Internacional de la Energía

584

Fuente: https://www.energynews.es

Según un nuevo informe especial de la Agencia Internacional de la Energía (IEA), en un contexto de crisis energética global, la energía nuclear tiene el potencial para desempeñar un papel importante para ayudar a los países a realizar una transición segura a sistemas energéticos con gran presencia de renovables.

En los países que optan por continuar o aumentar su uso de la energía nuclear, se puede reducir la dependencia de los combustibles fósiles importados, reducir las emisiones de dióxido de carbono y permitir que los sistemas eléctricos integren mayores cuotas de energía solar y eólica. Construir sistemas de energía sostenibles y limpios será más difícil, arriesgado y costoso sin la energía nuclear. Así lo asegura el nuevo informe, «Energía nuclear y transiciones energéticas seguras: de los desafíos de hoy a los sistemas de energía limpia del mañana.»

La energía nuclear es actualmente la segunda fuente más grande de energía de bajas emisiones después de la energía hidroeléctrica, con plantas en 32 países. Alrededor del 63% de la capacidad de generación nuclear actual proviene de plantas que tienen más de 30 años de antigüedad, ya que muchas se construyeron después de las crisis petroleras de la década de 1970. Sin embargo, una serie de economías avanzadas y emergentes han anunciado recientemente estrategias energéticas que incluyen considerables incentivos financieros destinados a energía nuclear.

Fatih Birol, Director Ejecutivo de la IEA, explica:  «En el contexto actual de la crisis energética mundial, el aumento vertiginoso de los precios de los combustibles fósiles, los desafíos de seguridad energética y los ambiciosos compromisos climáticos, creo que la energía nuclear tiene una oportunidad única para organizar un regreso. Sin embargo, una nueva era para la energía nuclear no está de ninguna manera garantizada. Dependerá de que los gobiernos establezcan políticas sólidas para garantizar el funcionamiento seguro y sostenible de las centrales nucleares en los próximos años, y para movilizar las inversiones necesarias, incluso en nuevas tecnologías. La industria nuclear debe abordar rápidamente los problemas de los sobrecostes y los retrasos en los proyectos que han afectado la construcción de nuevas plantas en las economías avanzadas. Como resultado, las economías avanzadas han perdido el liderazgo del mercado, ya que 27 de los 31 reactores que comenzaron a construirse desde 2017 son rusos o chinos».

Perspectivas de la IEA para la nuclear

En las perspectivas de emisiones cero para 2050 de la IEA, la energía nuclear se duplica entre 2020 y 2050, con la construcción de nuevas plantas necesarias en todos los países que están abiertos a la tecnología. Aun así, a mediados de siglo, este tipo de energía solo representa el 8% de la combinación de energía mundial, que está dominada por las energías renovables.

A pesar de las medidas para extender la vida útil de algunas plantas existentes, la flota nuclear que opera en las economías avanzadas podría reducirse en un tercio para 2030 sin más esfuerzos. Si bien las extensiones de la vida útil de la planta requieren una inversión sustancial, generalmente producen un coste de electricidad que es competitivo con el eólico y el solar en la mayoría de las regiones.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy