El primer borrador de negociación deja fuera el fin del petróleo y el gas

135

Fuente: https://www.energias-renovables.com

La Presidencia egipcia de la COP ha publicado este jueves el primer borrador de decisión final que mantiene la demanda realizada en la COP26 en Glasgow de «acelerar las medidas hacia la reducción gradual de la energía procedente del carbón» y la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles. El borrador, sujeto aún a los cambios que se vayan introduciendo durante estos dos días de negociación final, llega después del desacuerdo de varios países que quieren poner fin a todos los combustibles fósiles y no solo al carbón. Greenpeace España denuncia que el texto no tiene en cuenta la petición de los países para la eliminación gradual de los combustibles fósiles y, por ello, pide al Gobierno de España que lidere la lucha por la justicia climática y global, y favorezca las negociaciones para que el texto sea un avance real desde la anterior COP26 de Glasgow.

El primer borrador de negociación deja fuera el fin del petróleo y el gas

Los negociadores climáticos están en vías de rechazar una propuesta para ampliar el plan para reducir gradualmente los combustibles fósiles, lo que eliminaría los esfuerzos de India y de otros países desarrollados clave para apuntar al petróleo, al gas y al carbón en el acuerdo global final de la Cumbre del Clima (coP27) que se celebra en Sharm-El Sheikh en Egipto. La Presidencia egipcia de la COP ha publicado este jueves el primer borrador de decisión final que mantiene la demanda realizada en la COP26 en Glasgow de «acelerar las medidas hacia la reducción gradual de la energía procedente del carbón» y la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles, según informa Europa Press. El borrador, sujeto aún a los cambios que se vayan introduciendo durante estos dos días de negociación final, llega después del desacuerdo de varios países que quieren poner fin a todos los combustibles fósiles y no solo al carbón, según señala Bloomberg. India lideró ese impulso pero ha recibido el apoyo de Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido.

El texto inicial ha sido criticado por las naciones en desarrollo que buscaban más ambición en el texto final, lo que ha provocado las discusiones durante las dos semanas de Cumbre en la ciudad balneario del Mar Rojo de Sharm-El Sheikh. Numerosas delegaciones esperan que las conversaciones, que según el calendario previsto deben terminar este viernes por la tarde, se prolongarán durante el fin de semana para que los países traten de limar sus diferencias y construir puentes en un amplio número de asuntos. El presidente de la COP27, Sameh Shoukry, ha afirmado este jueves que esta versión del borrador no es la definitiva. «Con este borrador que se está circulando se puede observar que aún hay un trabajo en proceso y no creo que podemos llegar aún a conclusiones precipitadas», ha señalado Shoukry en un vídeo publicado por Bloomberg New Economy Forum. «Estamos aún en la fase de deliberaciones para ver cómo podemos proporcionar una decisión final que responda a los intereses de todas las partes y que no suponga cualquier tipo de retroceso o renuncia a cualquier compromiso previo», ha manifestado.

Rechazo de los activistas
Este texto preliminar ha recibido el rechazo de los activistas. El encargado de campañas de Oil Change International, Collin Rees, ha manifestado que reconocer solo la necesidad de reducir gradualmente el carbón mientras se ignora al petróleo y el gas es «enormemente problemático» porque ese retraso llevaría a quedarse fuera de la línea marcada por la ciencia que apunta a la necesidad de limitar el aumento de temperatura global a 1,5 grados centígrados. «En una COP en la que hay contabilizados más de 600 lobistas del sector de los combustibles fósiles, las partes que luchan por alcanzar progresos deben rechazar que se debilite el lenguaje que permitiría a la industria de los combustibles fósiles continuar con su expansión mortal», ha manifestado.

Por su parte, los pequeños países en desarrollo que han sufrido los peores efectos de los desastres derivados del cambio climático han denunciado la falta de ambición de las naciones industrializadas más responsables de este histórico calentamiento global provocado por el aumento de las emisiones. «Debería haber una hoja de ruta clara de aquellos que más emiten para empezar a reducir sus emisiones, ha manifestado el ministro de medio ambiente de Zambia, Collins Nzovu. «Nos dirigimos completamente en la dirección equivocada, conduciendo muy, muy rápido hacia una zanja», ha advertido. No obstante, aún hay algunas áreas del borrador que suponen un avance respecto a la anterior Cumbre de Glasgow. Por ejemplo el documento incluye países que llaman a los bancos de desarrollo multilateral a elevar la financiación climática y a triplicar su financiación de aquí a 2025 «sin que esto suponga exacerbar la carga de la deuda» de los presupuestos nacionales.

Para Greenpeace España, este borrador supone en la práctica «pisar el acelerador hacia el infierno climático» ya que «no avanza» en la acción real para la financiación de adaptación y las pérdidas y los daños en los países más vulnerables a los impactos del cambio climático. Además, denuncia que el texto no tiene en cuenta la petición de los países para la eliminación gradual de los combustibles fósiles y, por ello, pide al Gobierno de España que lidere la lucha por la justicia climática y global, y favorezca las negociaciones para que el texto sea un avance real desde la anterior COP26 de Glasgow. La ONG denuncia que los borradores «ceden» a los intereses de los combustibles fósiles y de los grupos de presión corporativos en lugar de recoger las necesidades y peticiones de las comunidades más vulnerables.

El portavoz de Greenpeace España, Pedro Zorrilla, ha recordado que la ONG fue a Sharm-El Sheikh para exigir una acción real y que se superen los compromisos de financiación y adaptación al cambio climático, una eliminación gradual de todos los combustibles fósiles y que los países ricos paguen por las pérdidas y los daños causados a las comunidades más vulnerables dentro de los países del Sur global, acordando un Fondo de Financiación de Pérdidas y Daños. «Nada de esto aparece en este borrador. No habrá justicia climática si esto es lo que se propone en la COP27», ha alertado Zorrilla que exige que la era de los combustibles fósiles «debe llegar a su fin rápidamente».

También para el diputado de Unidas Podemos y coordinador de Alianza Verde, Juan López de Uralde, el borrador es «preocupante» y «decepcionante» porque aboca al «absoluto desastre» e insta a los negociadores a esforzarse en cumplir el objetivo «irrenunciable de los 1,5ºC». En su análisis, advierte de que aunque el texto habla de eliminar los subsidios a los combustibles, no menciona la palabra «fósiles» y deja una libre interpretación sobre qué coyuntura eximirá a los países de dejar atrás los hidrocarburos que calientan el planeta. Asimismo, considera un «grave retroceso» que el documento subraye la importancia de realizar «todos los esfuerzos a todos los niveles» para alcanzar el objetivo de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 °C con respecto a los niveles preindustriales y de proseguir los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura a 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales».

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy