España arrasa el mercado europeo de torres eólicas marinas con una cuota aplastante del 74%

466

Fuente: https://elperiodicodelaenergia.com/

Los modelos de Rystad Energy muestran que, en 2028, la demanda de torres de turbinas marinas superará la capacidad de fabricación

El desarrollo de la energía eólica marina es un componente esencial de los planes de transición energética de Europa, pero el sector podría encontrarse con un problema de abastecimiento en el horizonte antes del final de la década. Los modelos de Rystad Energy muestran que, en 2028, la demanda de torres de turbinas marinas superará la capacidad de fabricación, lo que indica que se está acabando el tiempo para que el continente aborde el problema y aumente su capacidad de producción, que en estos momentos domina de forma plastante España, con una cuota del 74%, seguida de Dinamarca, con un 18%.

Las perspectivas de capacidad eólica marina de Rystad Energy muestran que la capacidad de fabricación de torres eólicas mantendrá el ritmo y superará la demanda antes de 2028. Sin embargo, ese año es el punto de inflexión, y en 2029 la demanda superará a la capacidad de fabricación por un margen significativo. La demanda de acero para torres eólicas marinas ascenderá a más de 1,7 millones de toneladas en 2029, pero la capacidad de fabricación será como máximo de unos 1,3 millones de toneladas, lo que significa que la oferta sólo podrá satisfacer en torno al 70% de la demanda.

Generar más industria

Si Europa quiere invertir esta tendencia, los fabricantes deben iniciar la expansión en los próximos dos años, ya que se tarda entre dos y tres años en construir nuevas instalaciones. Estas previsiones parten de la base de que no se producirá una escasez importante de acero, por lo que los fabricantes podrán trabajar a pleno rendimiento. Si la escasez se materializa, Europa podría enfrentarse a un problema de suministro incluso antes de lo previsto.

“El tamaño de las turbinas sigue creciendo a medida que se acelera la importancia de la eólica marina para la red eléctrica mundial, y se prevé que la demanda de torres aumente en consecuencia. Se trata de una oportunidad de oro para que los fabricantes aprovechen el aumento de la demanda, pero para que Europa no se encuentre con un problema de abastecimiento, es necesario añadir capacidad de forma inminente”, dijo Alexander Flotre, vicepresidente de Rystad Energy

Dado que la construcción de una planta de fabricación de torres puede llevar tres años, los productores europeos deben iniciar más ampliaciones en los próximos dos años, como muy tarde. Esto no debería resultarles problemático, ya que las torres eólicas se fabrican en acero y no requieren maquinaria especialmente compleja o especializada.

El tamaño importa

Aunque se espera que la capacidad media de las turbinas fijadas en Europa en 2023 alcance casi los 10 megavatios (MW), Rystad Energy estima que el 50% del total de las turbinas instaladas entre 2029 y 2035 serán mayores de 14 MW, y algunos proyectos prevén construir 20 MW a principios de 2030.

Es instructivo observar que el peso de una torre varía en función de la altura del buje, que debe ser superior a la mitad del diámetro del rotor -excluyendo la distancia a la superficie del agua- y que fluctúa de un país a otro.

Además, a medida que crecen las dimensiones del rotor, aumentan los tamaños de las turbinas y se necesitan torres más grandes. Este crecimiento es más acusado en Europa, donde los promotores eólicos marinos han solicitado turbinas de 12 MW o más para sus proyectos.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy