Las baterías de sodio podrían ser la solución a la escasez de baterías para coches eléctricos

136

Fuente: https://computerhoy.com/

Imagen de una batería sobresaliendo sobre otras baterías

El futuro es tan eléctrico que las grandes compañías están trabajando por conseguir nuevas opciones que permitan que la actividad no cese. Las baterías de sodio son una de las posibilidades encima de la mesa.

El sodio es un elemento ligero que se ioniza fácilmente, cediendo uno de sus electrones. En una pila, esos iones van de un lado a otro entre dos placas de carga opuesta, generando una corriente. Parecía una forma prometedora de alimentar una casa o un coche.

Pero entonces apareció el litio, un elemento que justo está encima del sodio dentro de la tabla periódica. En 1991, Sony comercializó la primera batería recargable de iones de litio, lo suficientemente pequeña y portátil para alimentar sus cámaras de vídeo portátiles.

Las ventajas del litio son que es más ligero y fácil de trabajar que el sodio, por lo que surgió una industria de baterías en torno a él.Grafeno Janus para baterías de sodio

Universidad Tecnológica de Charlmers

Las empresas y los laboratorios de investigación se apresuraron a meter más energía en menos espacio y el sodio pasó a un segundo plano dentro del uso y del desarrollo de nuevas tecnologías.

Por eso sorprendió este verano que CATL, empresa china especializada en baterías, anunciara que el sodio tendría un papel en el futuro eléctrico.

CATL, al igual que sus competidores, es una empresa que basa su actividad en el litio. Pero a partir de 2023 empezará a colocar celdas de sodio junto a las de litio dentro de los paquetes de baterías que alimentan los coches eléctricos.

Los motivos son varios, explican en la empresa. En primer lugar porque el sodio es más barato que el litio y funciona mejor en climas fríos. 

En segundo lugar porque a finales de la década el mundo se quedará sin materias primas para las baterías de litio, y sin níquel ni cobalto. Por lo que ahora que la electrificación se está produciendo a gran escala es el momento de diversificar.

Y es que el litio no es excepcionalmente raro, pero los yacimientos se concentran en lugares difíciles de acceder y, por ende, extraer es complicado.

Empresas como CATL compiten para asegurarse una parte del suministro de las minas, situadas sobre todo en Australia y los Andes.

Estos problemas son aún peores en el caso del níquel y del cobalto, debido a que el 70% que se extrae a nivel mundial viene de la República Democrática del Congo.

Imagen de un coche eléctrico circulando en carretera

Pero por mucho que queda litio para abastecer las baterías de los EVs del futuro, este no dará abasto con todo lo eléctrico que va a surgir durante esta década, de ahí que los investigadores hayan apostado por trabajar con el sodio, un mineral que se encuentra en casi cualquier parte del planeta.

El futuro va a pasar por el material que lo empezó todo, y eso es una buena noticia para todos, ya que de lo contrario sería imposible mantener este ritmo eléctrico.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy