Petróleo en República Dominicana: La eterna búsqueda

616

El país tiene rocas generadoras con madurez suficiente para producir combustibles

República Dominicana lleva más de un siglo soñando extraer petróleo. El primer reporte sobre la existencia de petróleo en República Dominicana, elaborado por el geólogo estadounidense William Gabb, se remonta a 1872. Sin embargo, el país no hizo nada con esa información hasta 1904, cuando se inician las exploraciones para determinar la realidad del codiciado recurso en el país.

La empresa Lancaster & Kreider fue pionera en la búsqueda de hidrocarburos en el territorio nacional durante el período 1904-1907 en la cuenca de Azua, el único lugar donde ha habido producción de petróleo, específicamente en los pozos Maleno 1 e Higüerito 1.

Los expertos en el tema Salvador Brouwer y José Sena, quienes presidieron la Cámara Minera Petrolera, narran que esa compañía realizó ocho sondeos y el primero interceptó petróleo.

Al principio lograron extraer 200 barriles de 5 galones por día, pero a medida que la presión fue disminuyendo la producción mermó también, debido a que ese no era el lugar de origen, sino un flujo migratorio.

En total Lancaster & Kreider extrajo alrededor de 50,000 barriles de petróleo. Las demás compañías que exploraron la cuenca de Azua y las del Cibao, Enriquillo, San Pedro de Macorís, San Juan de la Maguana, Baní y San Cristóbal fracasaron.

La mayoría de los pozos que se han perforado en el país no tuvieron la profundidad suficiente para llegar a la roca que hoy los software más avanzados señalan como las que, efectivamente, están acumulando hidrocarburos, explica el Ministerio de Energía y Minas (MEM) en el último informe presentado este año.

“Aun cuando esos pozos históricos hubieran sido perforados en el punto exacto, nunca iban a producir petróleo porque simplemente no contaban con la profundidad necesaria”, señala el documento.

La entidad determinó que el país sí tiene rocas generadoras con madurez suficiente para producir hidrocarburos. El próximo paso sería comprobar si la cantidad existente puede ser explotada comercialmente.

En 2006 surgió una iniciativa entre Cuba y República Dominicana para discutir el tema de la exploración de petróleo y gas natural.

Luego del análisis de las informaciones disponibles, se estableció la necesidad de realizar un estudio más detallado sobre el potencial de hidrocarburos del país.

Siete años después, en 2013, el país creó el MEM, dependencia que más tarde canceló todas las concesiones de exploración petrolera, al considerar que no se estaban realizando los esfuerzos necesarios para determinar la existencia de algún yacimiento comercialmente explotable de petróleo o gas natural.

Además, esa institución empezó a compilar las investigaciones que estaban dispersas para la creación de la Base Nacional de Datos de Hidrocarburos (BNDH), desarrollada por la empresa Schlumberger.

La cuenca de Azua es el único lugar del país donde ha habido producción de petróleo.

El banco de datos contiene las informaciones geológicas y geofísicas recopiladas por medio de actividades de prospección y exploración de hidrocarburos en territorio nacional, en suelo y mar, desde 1904 hasta 2013.

En la actualidad contiene informaciones de 21,500 kilómetros de líneas sísmicas, más de 1,490 mapas y planos, 805 perfiles sísmicos, 212 registros de pozos, entre otros datos que, según el ministerio, tienen un costo superior a los US$145 millones.

No obstante, el país invirtió RD$9 millones por año, durante tres años, que totalizan RD$27 millones.

La realidad del petróleo en República Dominicana

Los geólogos Brower y Sena aseguran que la data recolectada tiene dos debilidades: es discontinua y no se acopla con la tecnología actual, aunque reconocen que son evidencia fehaciente de la gran probabilidad que tiene el país de encontrar petróleo.

Aun así, hasta la fecha en el territorio nacional no se ha encontrado un depósito económicamente explotable de petróleo o gas natural.

Entre las razones por las que en República Dominicana no se ha determinado si hay o no petróleo en una cantidad que pueda ser explotado comercialmente, los expertos destacan la discontinuidad en los proyectos, falta de recursos económicos y otros hallazgos de las empresas concesionarias en otros países que le han permitido invertir esos recursos en otros lugares.

El informe del MEM indica que las áreas con mayor potencial son Enriquillo, Azua, San Juan de la Maguana, San Pedro de Macorís, Ocoa y Cibao Oriental, donde existen fallas y estructuras que podrían funcionar como trampas para retener hidrocarburos, pero aún requieren estudios más profundos para llegar a conclusiones definitivas sobre su potencial comercial.

En una publicación de septiembre en la red social Twitter, el MEM afirmó que los geólogos que han trabajado el análisis de datos sísmicos disponibles en la BNDH estiman que el sistema petrolero más atractivo del país está en el mar y corresponde a la cuenca de San Pedro de Macorís y la cuenca de Bahía de Ocoa, ambas con mayor potencial para gas natural.

Luis Humberto Vargas, director de Estadísticas e Investigaciones de Energía y Minas, reconoce que todavía falta un camino largo por recorrer. “Es un proceso muy largo. Es un sector donde hay muchas barreras de entrada por los costos de inversión. Todavía estamos en pañales, ahora se están creando condiciones para que esas inversiones se hagan, y garantizar legalmente que puedan desenvolverse de la mejor manera”.

Considera, además, que el país debe redoblar esfuerzos en investigación y auxiliarse de expertos internacionales. Lamenta que las universidades dominicanas no cuenten con un instituto de investigación en el campo petrolero.

Recomendaciones

Los geólogos entrevistados coinciden en que el país no puede tomar los riesgos de invertir mucho dinero en petróleo, porque de cada 100 pozos tal vez uno intercepta el gran depósito, es decir, las probabilidades son menores que en la minería metálica.

Sugieren también una política definida de atracción de inversión de capital para empresas que conozcan el negocio, con las “reglas claras del juego”, debido a que en el sector petrolero hay muchas barreras de entrada por los altos costos de inversión.

“En casos así hay que tratar de traer las mejores empresas que ya tienen experiencia y los equipos, que para ellos es mucho más fácil, y no una empresa que comience de cero y que tenga que hacer un capital enorme con ese alto riesgo, pues no va a poder obtener financiamiento ni en la bolsa de valores ni en el banco, hay que tener un nombre conocido para poder acceder a esos montos”, explica Sena.

Las licitaciones para la exploración de petróleo están abiertas, el dilema surge cuando se busca explotar un yacimiento de forma tal que le garantice beneficios a la empresa y al Estado tomando en cuenta los recursos naturales que pueden resultar afectados por las actividades de la industria extractiva.

Explotación de petróleo

Para asegurar si el país tiene petróleo comercialmente explotable, el Ministerio de Energía y Minas asegura que se necesita saber, en primer orden, si hay un sistema petrolero que funcione. Es decir, se debe saber si:

  1. El país cuenta con generación de hidrocarburos o una roca generadora que funcione.
  2. Hacia dónde se dirigen las migraciones o flujos.
  3. Si el país tiene una buena roca almacén y sello que entrampen esas migraciones.
  4. Ubicar esos lugares o trampas donde se han acumulado esas migraciones.

Publicado por : https://www.eldinero.com.do/

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy