Planta de carbón australiana prueba baterías de flujo de hierro

368

Fuente: https://www.pv-magazine.com

Energy Storage Industries entregará 1 MW/10 MWh de almacenamiento en batería de flujo a la central eléctrica de Stanwell en el estado australiano de Queensland. Las baterías de flujo son parte de un nuevo “centro” de pruebas de energía limpia administrado por el gobierno, que incluye hidrógeno y programas adicionales de capacitación de la fuerza laboral.

Imagen: ESI

El sitio adyacente a la central eléctrica de Stanwell en la costa media de Queensland alberga ahora 10 baterías de flujo de hierro, y otras 10 seguirán su ejemplo en breve*, mientras la compañía de energía propiedad del gobierno estatal Stanwell Corp. se prepara para transformar su futura Retirar una planta de carbón y convertirla en un centro de 100 millones de dólares australianos (64 millones de dólares) para pruebas, investigación, desarrollo y capacitación de comercialización de energías renovables.

Las baterías de flujo de hierro utilizan la tecnología de Energy Storage Solutions, con sede en Estados Unidos, más conocida como ESS. Inc, de la cual la empresa local Energy Storage Industries posee la licencia de Asia-Pacífico . Las baterías piloto tienen cada una una longitud de 12 metros y una capacidad combinada de 1 MW/10 MWh. En su anuncio, el gobierno de Queensland dijo que la instalación constituye la primera batería de flujo de hierro de Australia y la instalación de este tipo más grande del mundo.

El director general de Energy Storage Industries (ESI), Stuart Parry, dijo a pv magazine Australia que se espera que el proyecto de batería esté operativo en septiembre de 2024. Una vez que esté completamente en funcionamiento, Stanwell adquirirá la batería de flujo y dijo que su objetivo es brindar servicio y mantenimiento al piloto.

El acuerdo sobre baterías de flujo de hierro es solo un elemento de la transformación de Stanwell Power Station en Stanwell Clean Energy Hub. Esto incluirá un Centro de Capacitación en Innovación y Energía Futura (FEITH) de AUD 100 millones, descrito como una “caja de arena” del tamaño de un centro comercial para nuevas tecnologías en energía eólica, solar, hidrógeno y almacenamiento de baterías.

Stanwell también se está asociando con la empresa de tecnología de electrolizadores de hidrógeno Hysata, una derivación de una investigación realizada en la Universidad de Wollongong, que afirma tener la celda de electrólisis más eficiente del mundo. El centro de Stanwell en Rockhampton albergará un proyecto piloto de 5 MW con la tecnología de electrolizadores de Hysata para validar su potencial de comercialización y su rendimiento técnico. Con ese fin, Stanwell aportará 3 millones de dólares australianos y suministrará el sitio y las instalaciones para el despliegue del electrolizador en el sitio.

Si bien la noticia de la transformación de la planta de carbón de Stanwell no se conoció hasta el lunes, el trabajo parece haber comenzado ya con la entrega de la batería, y el gobierno señaló que establecerá infraestructura común y obras civiles “a finales de 2023”.

El centro de Stanwell se realizará por etapas y el anuncio indica que se invertirán 100 millones de dólares australianos en los próximos cinco años.

A principios de agosto, el gobierno de Queensland comprometió 24 millones de dólares australianos para evaluar más a fondo la capacidad de la tecnología de baterías de flujo para ayudar al estado a cumplir sus objetivos de energía renovable. De esa financiación, 12 millones de dólares australianos se destinaron a una batería de flujo de hierro de ESI.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy